Reflexión del Evangelio Dominical 23 de octubre de 2022.

"El publicano regresó a su casa justificado y el fariseo no".

Lc. 18, 9-14

 

Hoy es el domingo mundial de las misiones (DOMUND), y es bueno pensar en todos aquellos que necesitan de la misión de la Iglesia. Pero cuidado, no caigamos en la tentación de aquél fariseo que pensaba que, por ser bueno y cumplidor, valía más o estaba más cerca de Dios que el resto de los hombres.

Todos y cada uno necesitamos de Dios. Todos necesitamos el anuncio de su buena noticia, de su palabra de misericordia, de su perdón.

En cada uno de nuestros corazones puede ser que vivan un pequeño fariseo y un pequeño pecador. Ojalá que ambos se pongan enfrente a Dios, y se sientan perdonados y liberados.