Reflexión del Evangelio Dominical 07 de agosto de 2022.

“Estén preparados, porque no saben a qué hora va a venir el Hijo del Hombre”.

Lc. 12, 32-48

Todos tenemos algo o alguien bajo nuestro cuidado: una familia, un jardín, nuestros clientes… También nuestra banqueta, nuestras calles, e incluso, nuestro planeta. Dios quiso darnos su Reino, y nos consideró administradores capaces y dignos de confianza.

Las palabras de Jesús hablan del cuidado y responsabilidad con que nos toca responder, no por miedo a que suceda una desgracia (desde un robo hasta las polillas), ni por temor a que el Señor llegue y nos encuentre desprevenidos… sino porque él cuenta con nosotros.

Jesús dejó sin responder la pregunta de Pedro: “Esto que dices, ¿es para todos?”. Tal vez, la respuesta es otra pregunta, para cada uno de nosotros: “Te necesito, ¿Puedo fiarme de ti?”.