Reflexión del Evangelio Dominical 31 de julio de 2022.

"Dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia".

¿Qué es lo más importante en la vida? San Ignacio, a quien celebramos hoy, nos decía que hemos sido creados para alabar y servir a Dios. Esa es la fuente de la felicidad verdadera; lo demás (riqueza o pobreza, salud o enfermedad) sólo es un medio para ello. En otras palabras, necesitamos una gran libertad.

El Evangelio nos da el ejemplo de alguien que equivocó su proyecto de vida, centrándose en si mismo y no en el amor a los demás. En palabras de san Ignacio, eligió estar bajo “la bandera” de los que viven desde la riqueza, el honor y la vanidad. La bandera de Jesús, la que nos hará felices, siempre será la de la libertad ante el dinero, las críticas y el qué dirán.

¿Cuál es tu centro? ¿En qué has puesto la meta de tu vida?