Reflexión del Evangelio Dominical 24 de julio de 2022.

"Pidan y se les dará".

Lc. 11,1-13

¿Cuál es la mejor manera de hacer oración? Cuando los discípulos le preguntan, Jesús les comparte su propia oración y, al hacerlo, nos da la clave: orar es simplemente hablar con un Padre que nos conoce, con un amigo que nos abre la puerta aunque sea tarde, con un papá que sólo daría cosas buenas a sus hijos.

El Padrenuestro nos ofrece algunos “temas de conversación”:

-El reconocimiento, el asombro, la alabanza ante su presencia.

-Nuestras distintas necesidades de cada día.

-El anhelo del Reino, nuestros deseos profundos, que también son deseos de Dios.

-Nuestra realidad necesitada del perdón.

-Nuestros temores y limitaciones.

¿De  qué quieres hablar hoy?