Vaticano rechaza acusaciones de AP sobre malos manejos en el “Hospital del Papa”

El Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, calificó de “falso e injusto” el informe difundido por Associated Press (AP) que acusó al Hospital Bambino Gesù, conocido como el “Hospital del Papa”, de supuestos malos manejos, negligencia y de haber provocado la muerte de ocho menores.

“Ningún hospital es perfecto, pero es falso e injusto” difundir la idea de que en el nosocomio pediátrico Bambino Gesù “existan serias amenazas a la salud” de los niños hospitalizados, expresó Burke en la tarde del lunes al referirse a las acusaciones de la agencia de noticias estadounidense.

Ayer lunes, AP divulgó un informe que acusaba al hospital vaticano de malas condiciones higiénicas que afectaban la salud de los pacientes. “Conforme el hospital ampliaba servicios y trataba de convertir una iniciativa deficitaria del Vaticano en una fuente de beneficios, en ocasiones los niños pagaron el precio", dijo la agencia.

Entre otras cosas, la agencia también aseguraba que para ahorrar dinero el nosocomio "hizo un pedido de jeringas tan baratas que se partían al ser inyectadas en los pequeños".

Según informó el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, Burke criticó este informe y aseguró que el llamado Hospital del Papa “es un hospital del cual la Iglesia está orgullosa por el excepcional cuidado que brinda a los niños y decenas de miles de familias –muchas de las cuales necesitan ser asistidas financieramente– y que son testimonio cada año”.

En ese sentido, el vocero vaticano señaló que “después de haber escuchado los reclamos sobre la asistencia en el hospital hace tres años, la Santa Sede con rapidez y decisión las estudio seriamente. Recogidas las críticas, un equipo clínico fue encargado de examinar las acusaciones y visitar” la estructura.

La investigación permitió cotejar “un excepcional nivel de cuidado y que las acusaciones eran infundadas”, afirmó Burke.

Indicó que de hecho la única crítica se refería “al espacio insuficiente en la unidad de terapia intensiva” y que “los funcionarios del hospital son conscientes y trabajan para mejorar” este aspecto.

Burke recordó que “la Iglesia ve la asistencia sanitaria como una misión” y por ello acoge todos los esfuerzos que ayuden a mejorar el cuidado dentro de sus hospitales.

Hospital presenta informe

Por su parte, las autoridades del Hospital Bambino Gesù presentaron este martes las cifras sobre su actividad sanitaria y científica correspondiente al año 2016, entre las que se destaca el aumento de trasplantes de órganos y de proyectos de investigación que han permitido identificar 10 nuevas enfermedades consideradas “raras”.

El Hospital Bambino Gesù es el único hospital pediátrico europeo donde se realizan
todo tipo de trasplante. En 2016 se efectuaron 339 trasplantes de órganos y tejidos, un 4% más que el año anterior.

Además se han emprendido 242 proyectos de investigación y 423 estudios clínicos en los
que han participado 5.300 pacientes. En total, 750 médicos, biólogos y otros profesionales sanitarios se han visto implicados en proyectos de investigación científica impulsados por el hospital.

A pesar de haber asumido el diagnóstico y tratamiento de pacientes con casos cada vez más complejos, lo cual aumenta el riesgo de infección hospitalaria, el Hospital Bambino Gesù ha conseguido reducir la tasa de infecciones hospitalarias pasando del 7,6% en 2006 al 1,8% en 2016, es decir, un 76% menos en 10 años.

Durante el 2016 el centro atendió 80.015 urgencias, 412 de ellas fueron transportes neonatales de emergencia y 81 transportes mediante helicóptero. También ofreció 1.696.279 transportes en ambulancia.

Además, el informe revela que durante el año pasado se han puesto 200 estancias a disposición de las familias de los niños ingresados en el hospital de forma totalmente gratuita, beneficiando a 3.700 familias.

Durante el 2016 también se realizaron 27.058 intervenciones quirúrgicas y 26.947 admisiones ordinarias. El hospital atendió de forma gratuita por motivos humanitarios a 102 pacientes extranjeros.

Durante la presentación del informe, el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, mostró su “gran satisfacción por los resultados del Bambino Gesù. El hospital se ha convertido en una familia, en una gran comunidad”.

Destacó la “estima, confianza y cercanía del Santo Padre por el hospital” y subrayó que
“el Bambino Gesù es una extraordinaria obra de inteligencia y de caridad del Papa y de la Iglesia. Conjuga ciencia y acogida”.

El Hospital Bambino Gesù se fundó en Roma en el año 1869 como primera institución
sanitaria pediátrica de Italia. En 1924 se donó a la Santa Sede y se convirtió en el “Hospital del Papa”. En 1985 recibió el reconocimiento como Instituto de Atención Hospitalaria y de Investigación Científica.

En el año 2006 obtuvo la acreditación por parte de la Joint Comission International que certifica la excelencia en la acogida y en la calidad de sus tratamientos. En 2014 se inauguró un nuevo laboratorio de investigación dotado con las últimas tecnologías de investigación genética y celular.