Reflexión del Evangelio Diario 26 de diciembre de 2021.

“Los padres de Jesús lo encontraron en medio de los doctores”.

Lc. 2, 41-52

Este día domingo la iglesia celebra la festividad de la Sagrada Familia. Jesús creció con José y María, de ellos aprendió la piedad y el amor a Dios conforme a la costumbre judía. En el relato bíblico se narra la peregrinación a Jerusalén con motivo de la Pascua. La caravana, la familia extensa, tíos, tías, primos, primas, amigos, caminaban juntos a celebrar la fiesta. El caminar religioso es un recorrido espiritual de fiesta y gozo. No era un motivo social o meramente humano, el motivo para caminar era visitar la casa de Dios. Está descripción explica el por qué José y María no se ocupan del niño. Cuando se percatan que no va con el grupo de regreso, es cuando vuelven preocupados a Jerusalén, al templo y encuentran al niño hablando de Dios. Jesús habla de una nueva familia. En el centro está el Padre. La nueva familia está integrada por hermanos y hermanas que cumplen su voluntad. Lo que dice el niño asombra a todos, ya por su edad, ya por lo que dice. José y María vuelven con su hijo a Nazaret. En la gran familia de Dios todos somos hijos e hijas de un mismo Padre. María sabe que llegará el día en el que el niño revela quién es en verdad, mientras tanto, guarda todo en su corazón.