Reflexión del Evangelio Diario 23 de diciembre de 2021.

“Nacimiento de Juan Bautista”.

Lc. 1, 57-66

El nacimiento de Jesús está precedido litúrgicamente por el nacimiento de Juan Bautista. A Isabel le llegó la hora de dar a luz, y tuvo al niño. La admiración, la glorificación, la bendición, la alabanza, estaba asociada a las condiciones de su nacimiento. Zacarías e Isabel eran ya avanzados en años. Nada hay imposible para Dios. La expectativa sobre el niño tenía impresionados a todos. Zacarías, entonces, a los ocho días, cuando fue a presentar al niño al templo, recobra el habla. Sus primeras palabras son de bendición. Si tus labios se abren que sea para bendecir. La alegría de los padres del niño está en contraposición de todos los que están extrañado.