Reflexión del Evangelio Diario 03 de diciembre de 2021.

“Quedaron curados dos ciegos que creyeron en Jesús”.

Mt. 9, 27-31

Los relatos de milagro en los que interactúa Jesús con los enfermos o discapacitados revelan la parte divina y humana de Jesús. Dos ciegos que seguían a Jesús van gritando detrás de él. Jesús, durante el camino, no les presta atención. Ellos no piden ser curados directamente de su ceguera, sino que Jesús tenga piedad y se compadezca. En aquella época la discapacidad solo encontraba explicación desde un castigo propiciado por Dios mismo. La curación no dependía de un poder humano, sino divino. Ya en la casa, Jesús interactúa con ellos y les pregunta “¿Creen que pueda hacerlo?”. Ellos contestaron: “Si Señor”. Jesús revela su identidad como el Mesías compasivo y misericordioso al curarlos.