Reflexión del Evangelio Diario 23 de noviembre de 2021.

“No quedará piedra sobre piedra”.

Lc. 21, 5-11

He escrito en textos anteriores que cada Evangelio se escribió en un contexto histórico diferente, por autores distintos y dirigido a comunidades cristianas diversas. Cada uno de ellos entre líneas, refleja en la problemática que iban viviendo. Su intención era animar la vida de la comunidad, y al mismo tiempo exhortar a la fidelidad del seguimiento de Jesús, pues había quiénes confundían a los miembros de la comunidad con nuestras “doctrinas”, haciendo uso de los acontecimientos que pasaban tales como el hambre, las guerras o las epidemias. Algunos dirán que son el Cristo, pero el mesías ya ha llegado y es Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios vivo. El trabajo de los evangelistas consistió en guardar por escrito esta memoria hasta nuestros días.