Reflexión del Evangelio Diario 29 de abril del 2021.

“El que recibe al que yo envío, me recibe a mi”.

Jn. 13, 16-20

Serán dichos en el servicio le dijo Jesús a sus discípulos. Y no solamente se lo dijo, había acabado de “lavarle los pies”. ¿Dichosos en el servicio? ¿Lavar los pies a llevar a cabo otro signo de humildad tiene hoy lugar? No, no es algo que quiere el mundo, más dicha se encuentra en que lo sirvan a uno. Servir a otro no es visto como un signo de grandeza, antes bien de humillación, sometimiento, o diferencia de clases sociales. Lo que propone Jesús es un orden de relaciones inversas. Lo que hará a los seguidores discípulos no es lo que quiere el mundo, sino precisamente lo contrario, lo que rechaza el mundo. Si lo hemos entendido bien, Servir es la clave de seguimiento, en esto nos identificaremos que somos de Cristo.