Reflexión del Evangelio Diario 13 de abril del 2021.

“Nadie ha subido al cielo sino el Hijo del hombre, que bajó del cielo”.

Jn. 3, 7-15

El evangelio de hoy retoma el diálogo de Jesús con Nicodemo. Nacer de nuevo, renacer de lo alto, es algo que Nicodemo no alcanza comprender. Jesús –entonces- hace alusión al misterio de Nicodemo “Tú eres maestro de Israel, ¿y no sabes esto?”. La observación de Jesús es directa. Los maestros del templo deberían, como primera tarea, escuchar a Dios, no sólo cumplir los preceptos de su religión. La buena nueva de Jesús no puede aceptarse con la mentalidad antigua. Los signos que proceden a Jesús, aunque claros, no son suficientes porque hace falta fe. La fe que viene del cielo, no de aquella que es terrenal. Nicodemo conoce la tradición de su pueblo, es un maestro de Israel. Pero no es capaz de aceptar la revelación del Hijo del hombre, de aquél -el único- que ha bajado del cielo.