Reflexión del Evangelio Diario 26 de febrero del 2021.

“Ve primero a reconciliarte con tu hermano”.

Mt. 5, 20-26

Las palabras de Jesús sonaron fuertes para sus discípulos: “si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos”. Para ellos, éstos eran la autoridad, los representantes de Dios, los interpretes de la Escritura. ¿Cómo podría ser su justicia mayor que la de ellos? Habían crecido aceptado que Dios les habla a unos y no a otros, era voluntad divina. Ser más justos que los escribas y los fariseos, Cómo debía entenderse? Lo que va a decir Jesús a continuación es crucial: no basta cumplir los mandamientos, la ley y los profetas. Todo aquél que se enoje con su hermano, el que insulte a su hermano, el que desprecie a su hermano,  “será llevado al fuego del castigo”. Cumplir no es suficiente. Una religión sin humanidad es una religión incompleta. Vivir reconciliado es vivir humanamente.