Reflexión del Evangelio Diario 09 de febrero del 2021.

Ustedes anulan la palabra de Dios con las tradiciones de los hombres.

Mc. 7, 1-13

La práctica del culto no necesariamente incluye la fe. Hay quienes no faltan ni transgreden los mandamientos, cumplen cabalmente con todos los preceptos religiosos, pueden presumir que son religiosos, que delante de Dios han hecho todo bien; guardan las normas, dan limosna, pagan el diezmo a tiempo pero no son capaces de ser solidarios material y espiritualmente con los demás. Jesús, en la narración del Evangelio pronuncia una dura crítica contra el grupo judío de los fariseos. A ellos los llama hipócritas. Enseñan preceptos humanos y se olvidan de Dios. “Alaban a Dios con los labios, pero no con el corazón”. La vida de fe no está separada de la vida cotidiana. No se puede estar bien con Dios si se está mal con el prójimo. Ambas realidades están unidas.