Reflexión del Evangelio Diario 24 de enero de 2021.

Conviértanse y crean en el Evangelio.

Mc. 1, 14-20

 La vida del discípulo es una vida de seguimiento de Jesús. Él es quien convoca y es él quien designa para la misión. La vocación cristiana es una vocación que se sustenta en la elección Es Jesús mismo quien nos ha mirado primero, y nos ha escogido para ser cooperadores del Reino. No es que nosotros hayamos escogido a Jesús, él nos escogió primero. Así lo entendieron los primeros seguidores. Jesús se fija en Simón y su hermano Andrés; se fija en Santiago y Juan, hijos de Zebedeo. Y ¡los llama! La primera respuesta es seguirle dejándolo todo. En la narración de los evangelios esto es determinante. Dejaron de hacer lo que hacían cambiaron radicalmente. La segunda, se convirtieron en predicadores del Reino. La llamada no fue sólo para estar con Jesús. Se convirtieron en “pescadores de hombres”. Los seguidores y seguidoras de Jesús estamos llamados a vivir una vida acorde con los valores del Reino. No sólo optamos por Jesús, nos comprometemos a anunciar el Reino.