Reflexión del Evangelio Diario 03 de Enero de 2021

Mt 2, 1-12

“Jesús nació en Belén de Judá”. El evangelista Mateo presenta el nacimiento de Jesús desde las expectativas que tenía el pueblo de Israel sobre el Mesías. Dentro de éstas, estaba aquella que hablaba del nacimiento de un niño en la tribu más pequeña Israel. Este hecho marca ya el tipi de mesianismo de Jesús. No proviene de la tribu más rica, tampoco de la más poderosa, ni aquella que alberga el templo. El Mesías nació de la tribu más humilde. A Dios no se le encuentra en el poder. Precisamente es Herodes, la representación del poder en ese tiempo, quien no lo reconoce. El poder nubla la mente y marchita el corazón. Serán algunos magos de oriente quienes, movidos por el destello de una estrella, reconocerán a Jesús y le darán la bienvenida con unos regalos (oro, incienso y mirra) que anticiparán lo que será la vida del niño”.