Misa latinoamericana despierta emociones de una juventud viva

La juventud reunida en este Santuario representó a países como: Brasil, Honduras, Nicaragua, Colombia, Belice, Puerto Rico, Argentina, El Salvador, Costa Rica, Estados Unidos, entre otros países que festejaron juntos como hermanos miembros de una misma Iglesia que los convoco con la participación de la Pastoral Juvenil Latinoamericana y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Según Cristian Barrera Saénz, peregrino de Colombia, esta ha sido una gran experiencia compartir la Eucaristía como hermanos en un mismo templo, reunidos para exaltar el amor a Jesús y María. “Estoy muy feliz de estar en Panamá, fuimos en la pre jornada a la provincia de Veraguas y las familias fueron muy atentas con nosotros, agradezco mucho el cariño que nos han brindado desde que llegamos", acotó Barrera.

Cabe destacar que, durante esta ceremonia, los peregrinos intercambiaron pulseras y banderas entre ellos para compartir un poco del cariño y el sentir de hermanos. "Entrego una pulsera, recibo una bandera y con ello se transmite el cariño de una tierra que viaja a otra y que nos queda recordar este momento tan especial", expresó Barrera.

Peregrinos como Violeta Santos de México, Dalymar Torres de Puerto Rico, Cinthya Palermo de Argentina coinciden en estar felices de vivir en Panamá esta Jornada Mundial de la Juventud, "Es una experiencia que marca nuestras vidas, tenemos la esperanza que esto nos va unir mucho más a todos en Latinoamérica", dijo Violeta Santos.

Durante la celebración peregrinos de Brasil, Colombia y El Salvador participaron de la oración de los fieles. En la procesión de las Ofrendas los jóvenes entregaron la Cruz de la Pastoral Juvenil Latinoamericana y del Caribe, simbólicamente también la mochila del peregrino y el mapa de Panamá que son usados por los peregrinos.

Una imagen de la Virgen María con los colores de los países de Latinoamérica fue llevada en procesión en un emotivo momento de festejo para todos los participantes en esta eucaristía que reunió a latinos llenos del Espíritu Santo.