Iglesia Católica da respuesta a damnificados por sismos en México

Fuente: Cáritas Mexicana

“La solidaridad, la fe y esperanza nos podrá sacar delante de una situación tan compleja” comentó en entrevista, Mons. Ramón Castro, Obispo de Cuernavaca, con respecto a la emergencia surgida luego del sismo de 7.1 grados que cimbró ayer, 19 de septiembre, al centro del país. El Obispo proveniente del lugar donde se registró el epicentro (Morelos), hizo un llamado de solidaridad para continuar apoyando con víveres y ayuda económica.

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), junto con el equipo de emergencia de Cáritas Mexicana, realizan monitoreos de la situación, a través de las diócesis, en Ciudad de México, Morelos, Puebla, Edo. de México y Tlaxcala. Cabe resaltar que la Iglesia continúa apoyando a Oaxaca y Chiapas, estados que también fueron afectados por un sismo de 8.2 grados hace más de una semana.

Los reportes de Cáritas indican la muerte de 91 personas en el pasado sismo y en el de hace dos días hay un registro de 248 personas, sin embargo, las cifras se están actualizando, debido a que en muchos edificios colapsados continúan las labores de rescate. Dichos trabajos continuarán en los días subsiguientes.

Otra de las acciones por parte del Episcopado para atender la crisis de las provincias afectadas por los dos movimientos telúricos de las dos últimas semanas es la colecta económica, que coordina la Cáritas Nacional, la cual ha comenzado a animar a las diócesis que no han sido afectadas para que se sumen en solidaridad.

“Los Obispos de México queremos hacer un profundo llamado a la esperanza y a la caridad asegurando nuestra cercanía a los hermanos que sufren estos desastres naturales, no sin dejar de reconocer la belleza de la solidaridad y los lazos profundos de humanidad que hemos constatado en estas últimas horas” señalan en un comunicado.

Además, en dicho documento indican las dos formas de intervención: la primera será en las diócesis afectadas, bajo la dirección de los Obispos, sacerdotes y laicos, organizando centros de acopio y refugio. En un segundo momento, llamarán a las diócesis restantes a colaborar de alguna forma y canalizar a través de la Cáritas Nacional.

Cáritas Mexicana sigue recibiendo donativos económicos por medio de su cuenta, la cual se muestra a continuación.